Blas Cubells

<...mis articulos

 

El sistema jerárquico en crisis

 

Nunca me gustaron los sistemas jerárquicos del tipo “ordeno y mando”, aunque siempre los acepté a falta de algo mejor, porque para organizar y realizar trabajos sencillos es práctico y eficaz, pero no cuando hay proyectos más complejos y donde se da una convivencia de muchas horas, pues ni los jefes lo saben todo, ni los subalternos son idiotas. Siempre tuve ese presentimiento, pero es ahora cuando lo puedo más o menos documentar, pues ya otros se dieron cuenta de ese problema y lo estudiaron buscando y aplicando nuevas soluciones.

El principio de Laurence J. Peter dice: “En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su máximo nivel de incompetencia” ¿Por qué? Pues debido a que si son buenos en su puesto serán ascendidos a cargos para los que no sirven, provocando la huida de talentos hacia otras empresas. Como dice Alejandro D. Doncel en su artículo “Jerarquías lentas”, las organizaciones jerárquicas tienden siempre a la autodestrucción, pues el poder lo da el cargo, pero tal cargo no proporciona liderazgo automáticamente, algo que frustra al que debe acatar las órdenes.

Pero hay otro sistema al que llaman “Modelo Líquido”, donde el liderazgo aparece de las propias circunstancias (dice Ernesto Sábato que “allí donde hay peligro surge lo que salva”), según las características del problema a enfrentar, por lo que el liderazgo pasa de mano a mano, sin que exista un cargo concreto que ponga a unos por encima de otros. Si lo importante es alcanzar la meta del proyecto (y no engordar los egos), se termina por aceptar de forma natural al que sabe afrontar esa situación. De esta forma los empleados aportan al trabajo toda su valía profesional y personal sin la limitación de un cargo y con el reconocimiento de todos los compañeros.

Este Modelo Líquido de organización recuerda mucho a las relaciones que se dan en los últimos niveles de la teoría: “Dinámica de la espiral y la evolución de la consciencia humana” (teoría que veremos con más amplitud en otros artículos), de la cual mostramos el siguiente texto a modo de pincelada y que ha sido extraído del libro “Una teoría de todo” de Ken Wilber:

“La vida se presenta como un caleidoscopio de jerarquías (holoarquías), sistemas y formas naturales cuya prioridad principal gira en torno a la flexibilidad, la espontaneidad y la funcionalidad. Las diferencias y las pluralidades pueden integrarse naturalmente en corrientes interdependientes. El igualitarismo puede complementarse, cuando es necesario, con grados naturales de ordenamiento y excelencia, con lo cual, el rango, el poder, el estado y la dependencia del grupo se ven reemplazados por el conocimiento y la idoneidad […]”

Esperemos que, cada vez más, este Modelo Líquido vaya calando en las organizaciones no sólo de las empresas sino de cualquier tipo de organización.

 

Blas Cubells Villaba

 

Artículos / Eneagrama / Cuentos / Libros / Reflexiones (blog) / Poemas / Audio Libros
Quién soy / Trabajos de diseño / Enlaces / Fotos /Varios / Colección de frases